viernes, 19 de septiembre de 2008

ANTE LA CRISIS ECONÓMICA INTERNACIONAL LOS NEOLIBERALES NOS ACUSAN DE ROJOS Y COMUNISTAS

Durante la crisis Argentina de finales de los 90 y principios del XXI, el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional recomendaron las tesis neoliberales para solucionar el problema, conclusión, que agudizaron aun más la situación económica de argentina, porque proyectaron la falsa idea bajo la cual los agentes económicos no necesitaban de la intervención del Estado en la economía porque sería perjudicial para el país.
Precisamente, el no dejar intervenir al Estado Argentino en la economía propició la descapitalización del país en todos los sentidos, sufriendo los ciudadanos el denominado corralito, por el cual, no podrían disponer de sus bienes y dinero, porque la Banca de Argentina tendría que atender a los pagos de sus acreedores, es decir la plutocracia que les gobernaba, vinculada a los poderes economicos internacionales.. Por otra parte la oligarquía burguesa se proponía la descapitalización total del país y la venta de lo que quedaba de las empresas.
Ante esa crisis se respondió con la creación de cooperativas, el control democrático y popular de las empresas por parte de sus trabajadores que se negaban a cerrar dichas empresas.
Los neoconservadores y los neoliberales se las dan de ultraliberales cuando quieren imponer al resto del mundo la libre circulación de capitales, la anulación de aranceles y la prohibición de cualquier tipo de nacionalización ni de banca, ni de empresas privadas, por parte del Estado, considerada una medida antieconómica por los defensores de la panacea neoliberal.
Los gobiernos de los países empobrecidos que llevan a cabo medidas proteccionistas y nacionalizadoras son acusados de rojos y comunistas, sin querer percatarse estos neoliberales, que hasta estos yankis anglosajones con tal de no arruinar los patrimonios de la plutocracia que les gobierna, son capaces de acometer las mismas medidas nacionalizadoras e interventoras en economía, tan críticadas en las escuelas económicas de las facultades de occidente y de los EEUU. Se convierten por tanto en unos auténticos hipocritas y se desenmascaran una vez más. Lo triste de todo es que la gran mayoría de los economistas no quieren darse cuenta de la patraña del neoliberalismo, que solo está al servicio de la oligarquía plutocrática mundial, y que cuando ven peligrar su capital, entonces si es legítimo que los gobiernos, como los de EEUU, tengan entonces que intervenir en la economía, nacionalizando y monetizando deuda de la banca privada a costa del Tesoro Público, porque si no los ricos se suicidarían como en el crack de 1929.
Cuando cualquier gobierno de un país empobrecido intenta llevar a cabo medidas de este tipo, entonces, se le tacha de rojo y comunista y se propicia un golpe de estado contra ese gobierno.

No hay comentarios: