jueves, 1 de mayo de 2008

2 DE MAYO DE 1808:GUERRA DE DESOCUPACIÓN Y LIBERACIÓN HISPÁNICA





"Ni siquiera el "gloriosísimo" ejército español fue capaz de defender al pueblo español, a los pueblos de España de la ocupación y barbarie francesa napoleónica, porque estaban combatiendo para Napoleón en Dinamarca y en centro Europa"

Por la liberación de las Españas luchó el pueblo español, los pueblos de España: Vascos, Gallegos,Catalanes, Castellanos, Leoneses, Extremeños, Andaluces, Valencianos, Mallorquines, Astures, Cantabros, en fin. Simplemente que la historiografía liberal ha querido centrar el tema en la rebelión de independencia contra los ocupantes franceses ocurrida en Mostoles en 1808, y extendida por Madrid, como si todo hubiera sido obra exclusiva de ellos.



Se puso de manifiesto la incompetencia e ineptitud de las clases altas y dominantes de la época: Jerarquía Eclesiástica y Grandes de España quienes se aliaron a la nueva coyuntura de forma acomodaticia para no perder sus pingües beneficios representada por los intereses del hermano de Napoleón José Bonaparte o lo que es lo mismo Pepe Botella, aliado de ilustrados, tardoilustrados, burgueses y liberales, quienes proclamaron la constitución liberal burguesa centralista que Bonaparte traía bajo el brazo como si se tratara de la gran panacea.

La crisis institucional de la monarquía española quedó concretada con el secuestro de la familia real española llavada a Francia. Napoleón hizo abdicar a Fernando VII en su padre Carlos IV, quienes habían disputado por la ineptitud de Manuel Godoy Primer Ministro o Valido, amante de la Reina María Luisa de Parma. Este Godoy había firmado el tratado de Fontaineableau, permitiéndo de hecho y sin quererlo la ocupación francesa de España. A su vez Carlos IV se vió obligado a abdicar por fuerza de Napoleón Bonaparte en su hermano José Bonaparte, conocido popularmente como Pepe Botella.

La protesta social contra la ocupación francesa no se hizo esperar debido en parte a los excesos llevados a cabo por los soldados napoleónicos: robos, pillajes, violaciones; consiguieron que el orgullo de los pueblos de España salieran a la luz y que los curas rurales, hidalgos aristócratas, campesinado, pequeño y mediano artesanado, pequeño y mediano comerciante, salieran en la defensa del honor de Hispania, de las Españas, y se seblevasen contra el invasor francés.

La masa popular española formó juntas de defensa y de gobierno local, provincial y comarcal, muchas veces de forma y manera cantonal e independiente unas de otras debido al vacio legal existente, pero con el común denominador de jurar lealtad y fidelidad al Rey Legítimo Fernando VII "el Deseado". Los territorios de ultramar tomaron ejemplo y constituyeron también juntas locales de gobierno y de defensa contra el invasor francés las cuales juraron lealtad y fidelidad a la Corona Legítima Española encarnada en la persona de Fernando VII. Este príncipe acomodaticio, mentiroso y traidor agasajó y alabó a Napoleón Bonaparte felicitándole por cada triunfo y victoria militar que este tenía contra los pueblos de España, contra el pueblo español en tierras españolas siendo favorable a la invasión Napoleónica, traicionando a su própio pueblo, pueblo español que le era fiel. Mientras Fernando VII se divertía con las putas que le ofrecía Napoleón en su cautiverio francés, su hermano Don Carlos María Isidro de Borbón no felicitaba a Napoleón por semejantes "triunfos" y además pedía constantemente en oración a Nuestro Señor Jesucristo nuestro Dios y a Nuestra Señora la Virgen María y a todos los Santos que ayudara, salvara y protegiera a España de la barbarie, ocupación y usurpación francesa establecida por las fuerzas legales de Pepe Botella o lo que es lo mismo José Bonaparte, "rey" ilegitimo y usurpador de España. Se trató de un "rey" centralista que otorgó a España una constitución liberal semejante a las concedidas por Napoleón en su imperio Bonapartista.

Napoleón quería imitar a Carlomagno, se inspiraba en él, sin embargo no le llegaba a la suela de los zapatos porque Carlomagno había heredado la Corona Legítima Imperial de Roma instituyendo el Sacro Imperio Romano Germánico mientras que Napoleón no heredó nunca, en ningún momento dicha Corona Imperial que ostentaba la Casa de Austria que gobernaba el Sacro Imperio Romano Germánico, el Ducado de Austria, el Reino de Hungría, el Milanesado, además de otros estados centro europeos y los Países Bajos excepto Holanda.

La ilegitimidad de la Constitución del Imperio Napoleónico era pues evidente, además este se había fraguado en el militarismo dictatorial de la convención republicana jacobina de la revolución francesa y su periodo de represión consecutiva contra los diversos pueblos del Reino de Francia.

La Constitución Liberal Burguesa y Centralista (que otorgó Pepe Botella a los ilustrados, liberales, Grandes de España, Jerarquía Eclesiastica y Burgueses, es decir a los afrancesados enemigos de las Españas y sus tradiciones consuetudinarias) era una nimiez en comparación con los Fueros o Constituciones Históricas existentes en los diversos Reinos, Señoríos y Principados Españoles que luego defenderían los Realistas y posteriormente los Carlistas con tanto ahínco e insistencia.

Los Vasco-Navarros mandaron una comisión de representantes a Pepe Botella para tantear al monarca usurpador Bonaparte recién instaurado por los Grandes del Capitalismo y la fuerza militar a su servicio. Le expusieron los Fueros de los Señoríos Vascos y la manera consuetudinaria de funcionamiento y ejecución. Jose Bonaparte no iba a ser menos que su hermano Napoleón, y si este se reía y se mofaba de las tradiciones medievales, pompa que de hecho utilizaba, Pepe Botella les hizo saber que eso era cosa y asunto del medievo y que ahora trataría de homogenizar y uniformizar España bajo un unico idioma: el Castellano denominándolo Español, y la constitución liberal burguesa, abandonándo y haciendo tabla rasa de las distintas tradiciones de los pueblos de España, su monarquía Histórica, su religión y sus Fueros, Cortes propias, cultura y lenguas propias. Los Vasco-Navarros supieron entonces que Bonaparte representaba a la bestia negra que traía la revolución francesa a España bajo la forma constitucional unitaria, el militarismo y el capitalismo burgués.


Parte de la mediana burguesía y parte del pueblo español creyó en esta nueva forma política constitucionalista y procedieron en redactar la primera constitución liberal centralista y uniformizadora de España a imitación de la importada por Pepe Botella, porque sabían los liberales, las clases altas, comerciantes y aggiotistas que la inmensa mayoría del pueblo español no aceptaría una constitución liberal centralista extranjera impuesta por el gobierno napoleónico francés y sus fuerzas militarres de ocupación, así trataron de conformar la constitución liberal de 1812.

La derecha política española se dice heredera de esa constitución liberal de 1812, hace bien en recordarnoslo a todos, aunque nosotros los carlistas ya lo sabíamos, para ellos, los liberales España empieza su historia en esa fecha.

La contestación y respuesta española a la invasión francesa napoleónica ha sido denominada por la historiografía oficial liberal como Guerra de la Independencia, como si España hubiera sido históricamente una provincia o región francesa, cuando jamás lo fue. Hispanoamerica por mediación de la burguesía criolla esgrimió el independentismo de España frente a Francia, engañando a parte de la población Latinoamericana para favorecer el "independentismo de los ricos" y la futura dependencia de Hispanoamerica ante la burguesía de la City de los negocios de Londres y de los EEUU y su capitalismo globalizante explotador y alienador.