martes, 26 de febrero de 2008

ALGUNAS RAZONES PARA VOTAR AL CARLISMO
















Votar CARLISMO es votar honestidad, es apostar por la regeneración democrática de la sociedad rompiendo así con el caciquismo de los grandes partidos neoliberales.










Votar CARLISMO es apostar por la Familia Tradicional, por su asociacionismo colectivo, por la compartición de los valores cristianos y tradicionales.
Votar CARLISMO es votar austeridad, es luchar por una nueva forma de entender y hacer la “política” frente al derroche y el lujo que caracteriza a la partitocracia neoliberal.
Votar CARLISMO es votar por la defensa de la Industria frente a la continua deslocalización de empresas, es apostar por la revitalización de nuestros sectores económicos primarios y secundarios con el fin de no depender exclusivamente de la construcción y del turismo. Es optar por la protección de nuestros productos.
Votar CARLISMO es votar por una vivienda digna accesible para todos, es apostar por equilibrar el mercado inmobiliario poniendo fin a la especulación.
Votar CARLISMO es votar por la creación de empleo juvenil en condiciones dignas, es oponerse a la continua emigración CAMPO-CIUDAD.
Votar CARLISMO es defender el aumento de las ayudas a matrimonios jóvenes con hijos.
Votar CARLISMO es votar para que los servicios sociales mejoren su calidad, sin dejar de ser públicos en ningún momento, con planteamientos de instituciones politicas, Cortes y Fueros territoriales, que promuevan el federalismo autogestionario, que representen las inquietudes y reivindicaciones populares de lo local a lo global.
Votar CARLISMO es votar por la restauración de instituciones que defiendan, promueban y encarnen la Confederación de las Nacionalidades Históricas Hispánicas, como puede serlo la Monarquía Carlista, superestructura política subsidiaria vinculada al apoyo popular mediante procedimiento electoral, que determine mediante PACTO con los distintos pueblos de España, su efectiva existencia y sirva de contrapesación interistitucional, como una institución más de los reinos hispánicos.
Votar CARLISMO es votar contra la destrucción del mundo rural, es apoyar incondicionalmente a los agricultores, ganaderos y pescadores con el fin de revitalizar unos sectores económicos fundamentales para evitar la creciente despoblación de las zonas rurales, es votar por la defensa del Territorio frente a la continua agresión que suponen las políticas neoliberales de los Gobiernos Plutocráticos, es en definitiva votar contra la extinción de los diversos territorios hispánicos.
Votar CARLISMO es votar para la defensa de las pequeñas empresas artesanales, y las cooperativas, para que puedan sobrevivir frente a las grandes cadenas, atendiendo a las demandas locales, comercializando los productos autóctonos y asegurando la continuidad de los oficios tradicionales.
Votar CARLISMO es votar por una política respetuosa con el Medio Ambiente, es defender un nuevo modelo social y económico, donde el crecimiento no sea un ídolo al que haya que sacrificar el equilibrio ecológico y la salud de las personas, es optar por un modelo de desarrollo sostenible.
Votar CARLISMO es votar por la defensa de las diversas Culturas Españolas, es votar por la Oficialidad de las diferentes Lenguas Españolas (Euskera, Catalán, Gallego, Bable, Castellano, Aragonés...), protegiendo todas sus variantes.
Votar CARLISMO es votar por la Soberanía de los Pueblos de España dentro de un marco confederal hispánico, es apostar por la creación de estructuras políticas para que frenen el marasmo neoliberal de privatizaciones, deslocalizaciones y recortes de derechos, y para que lleven a cabo políticas estructurales que repercutan inmediatamente en una mejora de las condiciones de vida de las clases populares.
Votar CARLISMO, es votar por una solución democrática para la problemática plurinacional del Estado español, sustituyendo un marco político basado en la concesión de “autonomías” desde “arriba” por Madrid por un nuevo marco de relaciones políticas construido y pactado desde “abajo” entre todos los Pueblos y Nacionalidades.
Votar CARLISMO, es votar por la autodeterminación de los pueblos de España, para la construcción autogestionaria de la Confederación de las Nacionalidades Históricas Hispánicas, encarnada en la monarquía carlista, no para la independencia, ni el secesionismo.

No hay comentarios: