martes, 27 de noviembre de 2007

MERCANTILIZACIÓN DE LA NAVIDAD







Se acerca la Navidad, y asistimos de nuevo a su mercantilización por parte de la burguesía capitalista y financiera que domina al Estado y a la Sociedad. Alejada de su verdadero significado donde la Familia debiera tomar el papel principal y primordial asociado a la religión Cristiana. En fin, que los capitalistas utilizan el hecho religioso para promover su mercantilización como verdaderos mercaderes fariseos. Han convertido la fiesta del nacimiento de Cristo y su entorno familiar, en una mera mercantilización del gran negocio de las grandes superficies, dando lugar a la superficialidad, al consumismo materialista, al egoismo capitalista, imprimiendo una vez más los "valores" del capitalismo salvaje. Eso no es la Navidad. La culpa de esto la tienen aquellos que mercantilizan la fiesta navideña, y esos son precisamente la burguesía capitalista y financiera, ellos que nos han traido Babilonia y su superficialidad, sus vicios y sus negocios usureros, han convertido la Navidad en un templo lleno de mercaderes. "¡Ay, si Cristo levantara la cabeza!", volvería a azotar a estos liberales capitalistas que han utilizado la religión cristiana católica para enfrentarse al comunismo y al socialismo, ideologías que hacían peligrar el capitalismo liberal burgués, de la misma forma que el carlismo. El primer enemigo del liberalismo capitalista burgués fue el carlismo, ideología que no estaba por la mercantilización de la Navidad, ni de la Sociedad. Por ello quiero desde mi blog denunciar la mercantilización de la Navidad, que es la festividad sacrosanta de la Familia y su entorno cristiano. El capitalismo neoliberal anglosajón que impulsó la globalización capitalista es el principal sistema culpable de la mercantilización de la Navidad, de la misma forma que de otras festividades religiosas. Lo curioso es que estos derechistas que se dicen cristianos no dudan en dejar sin vacaciones de navidad a miles de trabajadores que forman parte de las campañas navideñas y el consumismo materialista egoista exacerbado.Trabajadores que se ven sujetos a una flexibilidad laboral brutal, incluido el trabajo los domingos y fiestas de guardar. En fin la hipocresía del capitalismo derechizante anglosajón pone en evidencia que los intereses de la derecha fue siempre servir a la burguesía y a sus intereses plutocraticos y partidocráticos de su clase. Así que no nos engañen señores de la derecha, no nos engañais con vuestras mentiras y falsedades mercantilistas en favor de una supuesta defensa de la Fe Católica. Hasta los marxistas serían mucho más coherentes y cercanos a los cristianos que los capitalistas que se dicen cristianos, pues son mucho más materialistas los capitalistas y su neoliberalismo globalizante, que los marxistas y su comunismo socialista.

No hay comentarios: