viernes, 9 de noviembre de 2007

CEUTA Y MELILLA PERTENECEN A LA MONARQUÍA HISPÁNICA, A HISPANIA, ES DECIR A ESPAÑA







Antes de la creación del reino de Marruecos, las ciudades de Ceuta y Melilla fueron tomadas a los musulmanes para impedir a toda costa otra nueva invasión islámica, como las protagonizadas por Almorávides, Benimerines y Almohades. Precisamente fue en tiempos de los Reyes Católicos y de la reina Juana de Castilla y Felipe el Hermoso de Austria Duque de Borgoña y por tanto rey de las Españas, quienes consiguieron por la fuerza de las armas el mantenimiento de las plazas en la costa africana. Así Ceuta era una plaza de vanguardia y vigilancia para el reino de Portugal que la utilizaba como una marca ante una posible invasión musulmana, del mismo modo que Melilla se convirtió en una plaza de vanguardia y vigilancia en Africa para el reino de Castilla y por tanto para la Monarquía Hispánica, la cual no volvería a consentir nuevas invasiones musulmanas como las ocurridas a partir del 711, con la caída del reino visigodo de Hispania, o las sucesivas de los Almorávides, Benimerines y Almohades. Ceuta se convirtió en territorio del Reino de Portugal en 1415, y Melilla se convirtió en territorio de la Corona de Castilla en 1497. Por estas fechas no existía en absoluto el Reino de Marruecos, pero si la Monarquía Hispánica legítima heredera del Imperio Romano en la Peninsula Iberica, por tanto cuando algunos musulmanes o no musulmanes afirman que Ceuta y Melilla no son Españolas, les recuerdo estos hechos y acontecimientos históricos los cuales confirman como legítima la situación actual.






No se trata de respaldar totalmente al gobierno de ZP, y menos aún al actual jefe de Estado, pues los carlistas no estamos de acuerdo en la gestión partidocratica y plutocratica del neoliberalismo imperante en las Españas, pero si que era necesaria la legítima expresión de las Españas con grandilocuente gesto de respaldo a las cuidades españolas de Ceuta y Melilla, ciudades que no son para nada Marroquíes, porque la Historia lo legitima, lo respalda.






El caso de Gibraltar es distinto, al ser arrebatado por Inglaterra en la Guerra de Sucesión Española de 1700-1714 (guerra civil en las españas), fue tomada esa plaza por Inglaterra en nombre del Rey Legítimo de las Españas Carlos de Austria, conocido como el Archiduque Carlos de Austria o Carlos III de España. En un acto de piratería por parte de Inglaterra, aprovechandose de la debilidad del bando Austracista y de la Causa Maulet para sostener los derechos de este rey de las Españas, que se comprometió con hacer guardar y jurar los Fueros, Inglaterra y su reina protestante Ana Estuardo se quedaban con el Peñón de Gibraltar, esto se acordaba en Utrecht y posteriormente en Rastatt se confirmaban los derechos al trono de la Casa de Borbón en el trono de España, con la consecuencia que España perdía Gibraltar y que los territorios de la Corona de Aragón perdían definitivamente sus Fueros, sus derechos legítimos Históricos. Por tanto se trató de una Guerra Civil en la que el Carlismo se posicionaría en favor de los defensores de la Causa Maulet.






Aclarando esto finalmente concluyo en que los Marroquíes y su parlamento instrumentalizado por un rey tiránico enemigo de la libertad y de la democracia como es el rey de Marruecos, no tienen ninguna justificación en decir que Ceuta y Melilla son Marroquíes, por tanto que quede clara la posición del Carlismo para con estas dos ciudades que historicamente siempre pertenecieron a la Monarquía Hispánica perteneciendo a lo que se denominaba como Corona de Castilla integrada esta por varios reinos confederados en los que estaba incluido el reino de Castilla.

No hay comentarios: