lunes, 26 de noviembre de 2007

ALIENACIÓN Y EXPLOTACIÓN LABORAL







Al no existir el bloque soviético comunista, los capitalistas tienen la posibilidad de la explotación laboral, imponiendo a los trabajadores la flexibilidad laboral incluso en la cuestión horaria, violando con ello las fiestas de guardar, domingos y festivos. Y ellos, los capitalistas, considerados como buenos cristianos y buenos católicos, nos encontramos, con que con la flexibilidad horaria y laboral, que imprime la vertiente liberal capitalista globalizadora, destruye a la familia, porque no posibilita su integración, ni el desarrollo de los padres para con sus hijos. Son ejemplos trabajadores de banca que han ido alcanzando nuevas posiciones de responsabilidad y se encuentran alejados de sus hogares y de sus familias, porque para la empresa liberal capitalista globalizadora es mucho mejor alcanzar la eficiencia productiva y cultural de la empresa siempre que se mantenga al trabajador alejado de su hogar, de su mujer de su familia,de sus amigos, porque así ese trabajador no tendrá mas remedio que implicarse todavía aún más en la cuestión laboral de su trabajo, de la política y objetivos que le han marcado una élite jerarquizada del alto mando burgués empresarial, si no quiere verse en la calle. Así el trabajador para los liberales capitalistas será más eficiente en la empresa cuando se los mande cuanto más lejos mejor, lejos de su mujer, de sus amigos, de su hogar, de su entorno cultural y tradicional, para desarraigarlos, y alienarlos más facilmente en la maquinaría capitalista de la sobreexplotación laboral. Por otra parte se fomenta que los trabajadores desconfíen de los sindicatos, y así la no afiliación sindical se convierte en el máximo aliado de los sobreexplotadores capitalistas y su modelo neoliberal burgués, pues su globalización no solamente desarraiga a los trabajadores y les hace abandonar su hogar y la tierra donde nacieron, sino que los aliena en el sistema de explotación actual, hasta el punto que deben aceptar todas y cada una de las condiciones laborales flexibles que solo benefician a los sindicatos verticales de la patronal. Esto en banca se da mucho, al igual que en otro tipo de empresas privadas que no tienen sindicatos horizontales. Y que luego muchos de esos capitalistas se las den de Católicos, por Dios que eso es renegar de su religión, pues simplemente son unos usureros, unos explotadores, que prefieren eliminar los domingos y fiestas de guardar, flexibilizando así el horario comercial, dándole la puñalada trapera al trabajador.




La gravisima hipocresía de los dirigentes capitostes para con su lealtad a su supuesta religión cristiana católica, queda en entredicho al concluir que prefieren la destrucción de la familia, ampliando el horario laboral, flexibilizando las condiciones laborales, y en definitiva "puteando" más al trabajador. Por ello, finalmente podría llegar afirmar que es mucho mejor ser rojo y decente que facha hipocrita y sinvergüenza, pues la doctrina marxista esta mucho más próxima a las ideas y enseñanzas de Jesucristo y el Catolicismo Tradicional, que las imposiciones fascistas de la clase dirigente que es la Burguesía Capitalista que impone su modelo neoliberal globalizador.

No hay comentarios: