viernes, 1 de junio de 2007

¿VUELOS BARATOS O VUELOS CAROS?







Los vuelos baratos son la máxima expresión de los bajos costes asumidos por las diferentes empresas y compañías aéreas que se están especializando en la atracción de nuevos clientes en base a captar el poder adquisitivo marginal de las familias aprovechando las ofertas turísticas existentes. La oferta turística y el marketing asociado a él potencia el deseo de las familias a viajar y por tanto incentiva la demanda de turismo. Los intermediarios que ponen en relación objetivo turístico y familias o individuos son las compañías de transporte y en este caso la de vuelos baratos. Estas compañías se caracterizaban por atender toda la demanda de clientes y al ponerse el avión en funcionamiento iba de parada en parada como si se tratara de un autobús de línea que tiene que parar en cada sitio.

Las compañías de vuelos baratos quieren canalizar la demanda turística hacia los destinos turísticos sin necesidad de tener que parar en cada parada y para ello se aprovecharán de las diferentes temporadas y promociones turísticas para ofrecer finalmente unos vuelos de bajos costes porque prescinden de personal de servicios en la atención al cliente, porque insertan nuevos métodos de autoservicio como puede ser el “abróchense los cinturones por favor, que vamos a despegar” pronunciado por una voz femenina que viene de una máquina. El caso es ahorrar costes y prescindir de personal, así obtenemos vuelos baratos. Es posible que el mobiliario del avión lo quieran adecentar para sorprender a los clientes y no defraudarlos, al hacerles creer que han viajado en primera categoría. Pero vuelos tan baratos se obtienen reduciendo costes y aprovechando temporadas bajas, pero también descuidando en la seguridad del avión; “¿Y el motor, como está el motor? No lo sé, creo que bien, la última vez que lo revisé fue hace dos años”. En fin los vuelos baratos tienen sus costes traducidos en accidentes de aviación. "¿Cómo está el piloto? ¿lo explotan mucho? ¿hace muchas horas y está a base de cafés? ¡Vamos hombre, un día de estos se la pega!". Si todas las compañías aéreas comienzan un proceso de especialización de vuelos baratos entonces habrá más afluencia de tráfico aéreo con lo cual generará mayores retrasos al haber problema en las preferencias de a que aparato le toca volar antes.

Por otro lado tenemos los costes ecológicos de transporte; ¿están internalizados esos costes en los precios de los billetes o no? ¡Ah claro, por eso son tan sumamente baratos, porque externalizamos los costes ecológicos al resto del mundo!. Si se internalizaran los costes ecológicos en los billetes de avión u otra clase de transportes, éste dejaría de ser tan barato y ya veríamos cual sería el éxito de las empresas de vuelos baratos, serían quizás ¡compañías de vuelos caros!.
El éxito del capitalismo neoliberal burgués y su globalización consiste precisamente en la afluencia del tráfico en general para facilitar los transportes de mercancías y personas. Estos transportes son ecológicamente ineficientes y despilfarradores de energía cosa que el capitalismo neoliberal burgués no quiere entender ni mejorar. Al mismo tiempo se fuerza la máquina para tratar de ahorrar costes, se prescinde de servicios tanto de atención al cliente como de contratación de nuevos pilotos, y se explotan a los que quedan en la compañía. Esto es lo que tiene volar barato que al final podemos preguntarnos si realmente estamos volando barato por el precio de billete que hemos pagado pero que a lo mejor esas baraturas son repercutibles a otras cuestiones como la seguridad o la contaminación, el despilfarro y las ineficiencias de los bajos costes de transportes que no reflejan la realidad económica ecológica y social.

No hay comentarios: