martes, 6 de marzo de 2007

PATENTES FARMACEUTICAS Y MEDICAMENTOS GENERICOS







De nuevo tenemos al orden liberal oligárquico burgués financiero capitalista globalizante dispuesto a dar la guerra y hacer sufrir a los seres humanos, esta vez ha sentado en los tribunales internacionales a la India porque es un país que pretende curar a sus habitantes con medicamentos genéricos que ellos mismos realizan, pero las patentes farmacéuticas están completamente en contra, y por ello igual que en el 97 sentaron a Sudáfrica en el banquillo de los acusados hoy pretenden sentar en el banquillo de los acusados a la India. El orden liberal oligárquico burgués capitalista globalizante representado esta vez por las grandes multinacionales farmacéuticas intenta denunciar y hacer pagar a la India las patentes de los medicamentos que utiliza amparándose en los derechos de propiedad intelectual y científica que incentivan la búsqueda de nuevos fármacos; como es más difícil sentar en el banquillo de los acusados a países como los EEUU, y es más fácil sentar a los países mas débiles y desfavorecidos, las multinacionales farmacéuticas sacan pecho mas fácilmente y señalan con el dedo acusador a la India. Atendemos una vez mas a la falta de escrúpulos del orden liberal oligárquico burgués financiero capitalista globalizante, representado por las patentes farmacéuticas, esa falta de consideración y de humanidad, debemos recordárselo todos juntos y unidos, advirtiéndoles que la India igual que otros países empobrecidos dedican buena parte de sus presupuestos a pagar las deudas de los intereses de los prestamos ofertados y ofrecidos por el FONDO MONETARIO INTERNACIONAL y el BANCO MUNDIAL a cambio de que dichos países empobrecidos se ultraliberalicen más, y abran sus fronteras permitiendo la libre circulación de capitales, de manera que el poco capital que existe en los países pobres se fuga irremediablemente del país autóctono, saliendo hacia los países capitalistas enriquecidos. Claro las Patentes Farmacéuticas ven que los Bancos Internacionales despellejan fácilmente a los países empobrecidos, y estas reclaman su parte del botín, así que seguirán señalando con dedos acusadores a los países empobrecidos porque los consideran débiles porque tienen una soberanía política mermada, unos derechos políticos destrozados y porque están dirigidos muchos de estos países por políticos que atienden al negocio neoliberal del capitalismo extranjero antes que atender a las necesidades publicas básicas y sociales de sus habitantes, esto es lo que fomenta y quiere la globalización, que está intrínsecamente ligada al capitalismo neoliberal.